Cuando planificas un salón lo primero que decides es el tipo y color del suelo, luego el color de las paredes, los muebles, las alfombras y cortinas…

Pero un complemento fundamental de la decoración y que puede aportarle el último toque de sofisticación y calidez o, por el contrario, echar al traste todo el trabajo previo y dar la impresión de improvisación y descuido, son los marcos y cuadros que colgamos, o no, en las paredes.

Por eso te proponemos 5 ideas para que te inspires y saques el máximo partido a los cuadros de tu salón.

1. Añade un gran cuadro sobre el sillón

Cuelga sobre el sillón un cuadro de gran formato. Haz que contraste con el color de la pared. Apuesta segura.

2. Coloca un trío de cuadros en la pared principal

Un trío de cuadros en la pared principal aporta un look moderno y con distinción.

3. Coloca un cuadro de gran formato apoyado en la parte trasera del sofá

No todos los cuadros tienen porque ir colgados ;).

4. Combina distintos tamaños y colocaciones

Disfruta de la asimetría.

5.Coloca tus cuadros en estanterías

Te presentamos otra forma de colocar tus cuadros sin que vayan colgados. Así es más fácil combinarlos y cambiarlos de sitio.

25 respuestas

  1. Heya i am for the primary time here. I came across this board and I in finding It really useful & it helped me out much. I hope to give one thing back and help others such as you helped me. Cindy Ricard Gui

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.