Aporta personalidad a tu hogar con cuadros y fotos! Además, son el elemento decorativo perfecto para esa pared en la que no sabías que poner…ya que puedes utilizar desde láminas abstractas, fotos familiares o paisajes de lugares que has visitado! 🙂

CUADROS SOBRE BALDAS

Si te cansas enseguida de los cuadros, coloca en la pared un par de baldas y sitúa encima de ellas las obras que prefieras.

LÁMINAS DE COLOR

Pon una nota de color con varias láminas del mismo estilo y combina paspartús de tonos diferentes. Unifícalas con un marco muy delgado.

OCULTO

Un cuadro te puede servir para ocultar una hornacina realizada en la pared. La idea que os proponemos en este caso es una de nuestras tapas para contadores.

CUADROS SOBRE VARILLAS

Para no hacer agujeros en la pared, usa varillas. Se fijan junto al techo, tras una moldura, y en ellas los cuadros se cuelgan a distinta altura.

COMPOSICIÓN DE CUADROS

Realza una serie de dibujos, fotos o láminas formando una sencilla composición geométrica. Potencia la sensación de conjunto utilizando el mismo paspartú. Si los motivos son sencillos, dales importancia con una enmarcación más gruesa.

EN LA PARED DEL CABECERO

Alinea varios cuadros del mismo tamaño sobre la cama.

Para que tu casa refleje tu carácter, enmarca láminas, fotos y objetos que revelen tus gustos. Esperamos que os haya gustado! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *