La llegada del otoño es uno de los cambios de estación más especiales del año, dejamos a trás los días calurosos y luminosos del verano y a cambio entramos en una etapa de matices y colores.

Con la reducción de la luz ambiental es necesario que nuestras habitaciones ganen en espacio y amplitud.

La manera más fácil y económica de conseguirlo es utilizando los espejos.

Puedes colocar un espejo en tu dormitorio y ganar en elegancia y amplitud.

¿Tienes un pasillo estrecho? Prueba a colocar uno o varios espejos y verás como tu percepción de este espacio cambia rapidamente.

¿En tu recibidor falta un espejo para darle un último vistazo a tu look antes de salir de casa?

Esta es la época del año ideal para vestir tus paredes con espejos.

Mira en nuestra página web nuestras últimas propuestas.

10 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *